Leyendas

Aquel “pumita” cuelga los botines

Aquel “pumita” cuelga los botines

El "Gallego" Sebastián Martinez, un "provincialista" de corazón

03 de Enero de 2012 - Tras 16 años en primera, Sebastián “Gallego” Martínez, ha decidido cambiar de rubro y de jugador pasará a ser entrenador en el club del Parque Independencia. Fue el primer internacional que tuvo Provincial, uno de los clubes fundadores de la Unión de Rugby de Rosario.

“La idea de dejar –inicia la charla- empezó hace unos dos años, cuando tuve aquella lesión en la cara (fractura de piso de órbita y malar) en la final del clausura 2010, ante Regatas San Nicolás. Me operaron, volví a jugar, pero andaba con ciertos temores y además ya venía pensando en otras cuestiones de mi vida; el mismo médico me dijo que otro golpe en esa zona podía ser bastante problemático, así que tomé la decisión, me costó, pero ya no juego más. Creo que me voy en el mejor momento, con el club en primera y jugando con algunos amigos de la 78".
Qué vas a hacer?
"Voy a seguir vinculado a Provincial. Ya charlé con Walter Matteoda, coordinador del rugby, para que trabaje con los juveniles; además el "Chino" López, que será entrenador de la primera me pidió que de una mano con los backs”.
Se está iniciando una etapa de ex jugadores que el club necesita en otras tareas?
"Sin dudas es así. Nuestro club, si bien es fundador de la URR, al ser polideportivo, no logra consolidar esa mística que suelen tener otros clubes que son de rugby. Por eso hay un éxodo grande de aquellos que dejan de jugar, quienes prácticamente desaparecen del club y eso es terrible porque no logramos tener una continuidad histórica, porque no se tienen referentes para los más chicos. Creo que se debería buscar la inclusión de esa gente. Pueden participar de muchas maneras, siempre se necesita gente, porque hay muchas maneras de seguir vinculados al rugby además ellos son parte de la historia de nuestro club".
Hablando de historia. Como fueron tus comienzos?
"Nací en Provincial. Mi padre fue integrante del equipo argentino de lucha en Juegos Panamericanos; mi madre practicaba atletismo y también estuvo en competencias internacionales. Por ende el deporte es casi una religión en mi familia. Yo era medio vago de chico, no me gustaba mucho entrenar; a los 8 años jugué rugby durante unos meses, pero dejé, luego hice lucha, más tarde algo de atletismo, pero me aburría hasta que un buen día un amigo Franco Martínez, me llevó nuevamente al rugby cuando tenía unos 14 años y ya no paré mas".
Qué recordás de aquella etapa de juveniles?
"Formamos un gran grupo de amigos y después terminamos haciendo un gran equipo. Nos entrenaban Rino y Marcelo, que trabajaban con los infantiles, luego lo tuvimos a Hugo Granese, un fenómeno como formador de grupo, después Pablo Cabañas y Walter Matteoda y con ellos salimos campeones de Rosario en el 93".
Y de tu llegada a los seleccionados?
"En el 96 hay una preselección de "pumitas" en el anexo de Duendes, éramos unos 300 chicos de toda la región, de allí surge el equipo que va al Sudamericano, donde no entro. Luego me convocan al juvenil de Rosario, que tenía a Chachi Ferraza como entrenador y ese mismo año juego en primera".
Luego Los Pumitas
"Al año siguiente quedo en el plantel mundialista, pero lamentablemente me lesiono unos días antes de empezar el Mundial de Buenos Aires”.
Como superaste esa lesión?
"Soy una persona demasiada positiva, es algo que heredé de mis viejos. Fue terrible aquel momento, pero por suerte tuve el apoyo de ellos principalmente y eso sirvió para recuperarme
Y de los seleccionados rosarinos?
"En el 97, perdemos la final del Argentino Juvenil con Buenos Aires por una patada del "Chino" Van der Gothe desde el touch. Parecía casi imposible, pero la metió. Antes habíamos eliminado a Tucumán que tenía un equipazo, con varios mundialistas".
"Luego, en el 99 me lesiono antes de la final del Argentino Juvenil M21, cuando Rosario sale campeón derrotando a Tucumán, allá.
"Y después llega la etapa del seleccionado mayor. En el 2002 casi salimos campeones. En ese torneo empatamos con Buenos Aires en La Plata, luego le ganamos a Córdoba de visitante y volvimos a empatar, ahora con Tucumán, pero por diferencia de puntos quedamos afuera".
Tu mejor recuerdo de los seleccionados rosarinos?
"Ese año, el 2002. Tuve compañeros que eran grandes jugadores, como Silvetti, Amuchástegui, Pablo Bouza, conocí gente como el "Mono" Spirandelli, un tipazo, Maxi Nannini, Alejo Fradua, con quienes nos conocíamos de los juveniles y dos grandes entrenadores como Tato Imhoff y Gustavo Minoldo. Fue un año inolvidable"
Cómo surgió la experiencia española?
"Viajamos con mi familia porque mi hermana estaba viviendo allá, presenté un curriculum en el Rugby Club Hospitalé, de Barcelona, me hicieron una prueba y quedé. Uno de los entrenadores de ese equipo era el padre del Ninja Todeschini".
Cómo llegaste al seleccionado español de seven?
"Por tener nacionalidad española me convocaron para las etapas de Cardiff y Londres, del Circuito Mundial. Fue increíble…de la noche a la mañana, del Parque Independencia salté a Twickenham, enfrentando a Nueva Zelanda, Samoa, Los Pumas, no fue nada fácil. También jugué para España en el Circuito Europa de Seven".
Y a tu regreso pasaste por una etapa crítica: descenso y ascenso. Cómo lo viviste?
"Por suerte, siempre que descendimos, al año siguiente logramos ascender. El descenso es terrible, pero creo supimos sacar enseñanzas de eso. Nos sirvió para darnos cuenta donde estamos parados y tuvimos la fuerza necesaria para bancar esa situación que involucraba a gente muy joven. Lo supimos manejar, por suerte".
Lo mejor y lo peor?
"Lo mejor, la enorme cantidad de amigos que tengo, más allá de haber conocido tantos lugares en el mundo. Lo peor...talvez aquellos momentos en los cuales estuve fuera de la cancha por lesiones o por otros motivos. En ese momento lo pasás mal, luego de grande entendés mejor esas situaciones. El rugby te deja esas enseñanzas, de todo se aprende algo”.
Te vas conforme?
"Me retiro tranquilo, todo lo hice con gusto, no me arrepiento de nada y no le hecho la culpa a nadie de los malos momentos. Dejo de jugar, feliz por todo lo que pude disfrutar".

(Fuente: SuperTry.News Nº 40)

Valoración:
 

OTRAS NOTICIAS Leyendas